viernes, 10 de octubre de 2014

Luna nueva


Aburrida, sedienta, fue tragando una a una las luciérnagas, llenando sus fauces de luz por un instante antes de cerrar sus labios y hacer crujir a los insectos entre sus molares. Una a una, sin pensar, sin siquiera mirarlas. Sin escucharlas agonizar, sin sentirlas retorcerse de miedo sobre su lengua.

Al final de la matanza sólo le quedó la panza llena de linternas extintas y la noche oscura.







miércoles, 8 de octubre de 2014

La Nada del Todo


¿Y si el mundo en el que vivimos no existe? ¿Y si todo lo que creo sentir no es más que una mala pasada de mi imaginación, una artimaña barata, una ilusión producida por el pensamiento; por los deseos más profundo de vaya a saber quién? ¿Qué conseguiría si me animara a gritar, a exigir; si me animara a vivir por mí misma, si con sólo pronunciar las palabras exactas pudiera materializar aquello que creo desear? 
                                            
                                                    Jamás.

Teniéndolo delante, corporizado, real, al alcance de mis dedos, no sabría que hacer. No podría soportarlo. Adiestrada, ciega, por inercia le daría la espalda, me convencería de que no es suficiente, de que no me alcanza. Entonces seguramente empezaría a desear de nuevo otras cosas, otras vidas, otros sueños...para así poder seguir... 

(quejándome).